Este fin de semana estuvo ocupado a tope, con mi baby shower, cumpleaños de Rebekah y hoy tengo una casa con tremendo relajo, una cita