Ayer hablábamos de los zapatos básicos en el closet, pero que pasa cuando nos enamoramos perdidamente de un par de zapatos porque son diferentes, únicos, originales y “los necesitamos”? (Me sucede a menudo y se que no estoy sola en eso) Al momento de quererlos usar no tienes la