El tiempo vuela y hay que aprovechar cada segundo de la mejor manera, dejen les cuento un poco, últimamente observo a mis hijos y veo como sus piernitas se van alargando poco a poco y siento que el tiempo se me va de las manos como agua, por eso quiero disfrutarlos al máximo. A veces vivimos afanados por cosas sin sentido,  y dejamos de valorar esos pequeños detalles que hacen que la vida sea mas hermosa. He decidido valorar y amar lo que tengo ahora y no preocuparme por lo que aun no tengo.