No se imaginan cuanto extraño bloggear, es mi pasatiempo favorito pero parece que todo conspira en mi contra, pero siempre es bueno poner un extra esfuerzo en todo lo que hacemos. Para el atuendo del día decidí usar una combinación monocromática, muy lejos del anticuado “matchy matchy”